NOTICIAS

ASOFAP INTERNACIONAL: EL MERCADO ALEMÁN DE LA PISCINA PRIVADA

alemania105/05/2015 – La Asociación Española de Profesionales del Sector Piscina (ASOFAP) quiere dar a conocer un poco más a sus socios y demás profesionales del sector de la piscina la situación internacional de esta industria. Para ello, durante las próximas semanas irá publicando en su página web breves informes, pero concisos, sobre los principales mercados extranjeros. Tras analizar en profundidad la situación del mercado español y desgranar el mercado francés, ahora es el turno de conocer el sector de la piscina privada de Alemania.

El sector de la piscina de Alemania se posiciona como el tercer mercado más importante de Europa, tras Francia y España. Es un mercado en el que existen unas 720.000 piscinas de uso privado (2,5 si se cuenta toda Europa Occidental). Los 750 constructores que hay en Alemania realizan entre 8.500 y 12.000 nuevas piscinas cada año. El sector, no obstante y según datos de la Bundesverband Schwimmbad & Wellness (BSW), la asociación alemana de piscinas, suma un total de 800 profesionales, entre ellos 150 fabricantes y distribuidores.

 

Gasto en piscinas: una visión positiva

alemania4Según datos de BSW, el 60% del gasto en piscinas de los hogares alemanes es para la fabricación de una piscina de lujo. Otro 30% se destina a la renovación de las piscinas existente o a accesorios. Y el 10% restante se dedica al llamado low cost, que se entiende por piscinas elevadas.

 

Desde BSW, y en contra de la tendencia económica nacional, se apunta a que el sector de la piscina y el bienestar cuenta con un cauto optimismo de cara al futuro. “Confianza en lugar de miedo”, señalan desde la propia asociación. Y es que los números indican que en Alemania alrededor de 260.000 hogares tienen previsto en los próximos años construir una piscina, al aire libre o cubierta. Además, 1 de cada 5 de los aproximadamente 1,7 millones de propietarios de piscinas se plantean una renovación o ampliación de la misma. El mercado de la reforma en Alemania, como en el resto de países de Europa, es crucial. Hay que tener en cuenta que el promedio de edad de la piscina ya construida en Alemania es de 20 años, por lo que existe un potencial de negocio de700 millones para un mercado de unas 130.000 piscinas que necesitan renovación.

alemania2El gasto individual de cada hogar varía en función del tipo de vaso y su equipamiento técnico, pero desde BSW calculan, por ejemplo, que en el caso del 30% de los 126.000 propietarios de piscinas interiores, disponen de unos 50.000 € para invertir. También se debe prestar especial atención a las renovaciones de piscinas de hoteles y centros de spa, dos mercados con mucho auge en Alemania.

 

El alemán como cliente

Como puede observarse, los alemanes son un tipo de cliente que, a corto y medio plazo, está dispuesto a invertir en una piscina, puesto que no solo ven esa inversión como un espacio de recreación, sino también de bienestar y salud. Según estudios de BSW, los alemanes aspiran a tener en su hogar una piscina privada o spa, que otorga un estatus significativo o valor añadido dentro de la sociedad. Lo que antes se consideraba exclusivo, se ha convertido ahora en alcanzable para muchas familias, puesto que la gama de construcción de piscinas se ha ampliado mucho en este país, desde la piscina enterrada hasta instalaciones de lujo. El espacio disponible, el presupuesto y las peticiones personalizadas marcan el grado de construcción de la piscina, sin dejar de lado la variedad de formas, los detalles de los equipamientos, las especificaciones estructurales y de diseño y, no menos importante, la propia instalación. Precisamente, esta diversidad, aunque sobre todo el aspecto de la instalación, hace que para la compra o construcción de una piscina el alemán requiera de un profesional de la piscina.

alemania3Respecto al tipo de piscina, los alemanes todavía apuestan por el modelo enterrado en un 60-65%, siendo el más característico el vaso rectangular formato de 4 x 8 m, aunque cada vez se huye más de él para centrarse en nuevas formas y diseños. Según un estudio encargado por BSW, el coste por mantenimiento de una piscina en Alemania es de 3 €/día. El cliente alemán ha apostado claramente en la última década por soluciones ecológicas e innovaciones que ofrezcan un gran ahorro en los costes.

 

BSW, la asociación que representa al sector

Como ya se ha mencionado, BSW representa los intereses de unos 150 fabricantes y empresas distribuidoras del sector pool&spa y otras 750 empresas constructoras o mantenedoras para un total de 1.000 profesionales del sector. En su mayoría son pequeñas y medianas empresas, que forman parte de la ‘columna vertebral’ de la economía alemana.

BSW cuenta actualmente con más de 250 empresas asociadas. La gran mayoría son constructoras de piscinas privadas, de mantenimiento y rehabilitación. También hay fabricantes de bombas, filtros, piscinas prefabricadas y otros equipos, así como proveedores de productos para el cuidado del agua. El 90% de estas empresas miembro tienen su sede en Alemania.